El Ojo que Mira Bigas Luna, exposición en Marbella

El pasado sábado la delegada Extranjeros Residente de Marbella Remedios Bocanegra pronunció las palabras que inauguraron la exposición EL OJO QUE MIRA A BIGAS LUNA, con obra del propio director de cine, “el artista total que inspirado en un charco podía crear un cuadro o la escena de una película”, como aseguró la comisaria de Arte Gloria Bosh con motivo de la muestra del conocido cineasta en Can Framis. Máximo Cedrini y Giuseppe Carnevale han conseguido traer esta colección de obras a fuerza de perseverancia y con la ayuda de la edil por lo que se sienten muy satisfechos y así lo expresaron. 

Bigas Luna ya tuvo contacto con las artes plásticas en su juventud y se relacionó con la conceptualidad. Luego consiguió dibujar, inundar garabatear y manchar con cualquier excusa, como liberación inconsciente, como bosquejos de obras cinematográficas, de escenas, como investigación y aventura, como experimentación sobre huellas de objetos sobre lonas, como muestra del asombro que le producía la naturaleza o la belleza, como expresión de sus intereses heterogéneos, a veces como observación del paso del tiempo sobre un legajo de guiones que se fosilizan y que como hemos podido comprobar, le han sobrevivido ya que falleció en 2013.

 El director de películas icónicas del cine español como Jamón, Jamón (1992), La teta y la Luna (1994), Volavérunt (1999) o Yo soy la Juani (2006), era un amante de la vida, los placeres y la tierra, sin necesidad de lujos artificiales, amaba cocer su propio pan y hacer su propio vino. Su mente y su cuerpo inquietos le llevaron a producir un gran legado. En esta ocasión hemos podido disfrutar de sus emociones sobre la naturaleza, sus abstractos más inspirados en la obra gráfica de Manolo Millares, collages con material de todo tipo, anotaciones personales, parte de productos cinematográfico e incluso inspirados en las storyboards de sus guiones. Y nos ha asombrado su inquietud, su necesidad de búsqueda de herramientas de expresión, la sutileza e incluso la belleza en A fior di pelle, donde Bigas Luna utiliza líquidos y otros objetos para manipular unas diapositivas que encontró y a las que bautizó con el goyesco título de Maja.

En cuanto a los formatos, también hay diversidad, tenemos desde los enormes que acometía cuando estaba en su casa hasta los detalles más pequeños que trabajaba en sus viajes.

Junto a la obra de Bigas Luna los comisarios decidieron poner las pinturas de otros pintores porque son una iniciativa privada y en su casa cada uno hace lo que le apetece y lo que cree mejor para su negocio. Los autores son el propio MASSIMO CEDRINI, ANTONIO JESUS PEREZ, CONSUELO BUESA, OLGA OSSINTSEVA, GABRIELA ANGE, PATRIZIA ZOLLER, EKATHERINA SAVTCHENKO.

En fin, si desean disfrutarlo, podéis hacerlo en la galería Excellence Art Gallery hasta el 24 de este mes. Por cierto, que tienen un bar donde se toma un café exquisito, amén de otros menús gastronómicos de inspiración italiana muy interesantes en precio y forma.

Información extraída de  Ana E.Venegas